Tardes de invierno con los juegos de Haku


Ha llegado el invierno y, con él, las tardes de frío. Sofá, peli y manta siempre es una buena opción pero… ¿Qué mejor que divertirte con los peques de casa? ¡Haku propone dos juegos en familia que, además de educativos, son los más divertidos! Así, ¡combatir el frío será mucho más fácil!



1- 1 – ¡Vamos al teatro! Haced varios papelitos con diferentes animales y dobladlos. Después, haced lo mismo con diferentes acciones. Meted los papelitos de los animales en un recipiente y los de las acciones en otro, para que podáis distinguirlos. En cada turno uno de vosotros tendrá que coger un papel de alguno de los dos recipientes, el que elijan sus contrincantes. Si te toca un animal, represéntalo con mímica y sonidos. El juego se complica si te toca una acción, ya que sólo podrás usar tu cuerpo para que lo adivinen. ¿Quién ganará el Óscar a mejor actor?



2 – ¿Qué será, será? Haku, como buen amante de la naturaleza, es muy fan de los experimentos. Así que ha inventado un juego para que toda la familia aprenda de la forma más divertida. ¿Cómo? O bien a través del tacto o bien a través del olfato. ¡Ahí van las instrucciones!

Antes de nada, prepara diferentes recipientes, tantos como materiales tengas.

Para adivinar a través del sentido del tacto prepara materiales como:

- Azúcar

- Sal

- Algodón

- Plástico

- Agua

- Papel de periódico

- Pastilla de jabón

- Monedas

Con los ojos vendados, cada jugador deberá adivinar qué está tocando. Sobre todo, ¡nadie puede darle ni una pista!



Para adivinar a través del sentido del olfato prepara recipientes con materiales como:

- Granitos de café

- Pastilla de chocolate

- Bote de pimienta

- Pastilla de jabón

- Hoja de menta

- Bote de crema hidratante

- Bote de mermelada

- Bote de miel


Como antes, con los ojos vendados, cada jugador deberá adivinar qué está oliendo. ¡Cuidado con los malos olores, son horriiiibles!


Ahora que ya tenéis ideas para jugar en familia, Haku os recuerda que lo importante no es ganar, ni adivinarlo todo, sino que lo que es más divertido es participar. Las tardes de invierno jugando en familia, crearán un ambiente genial y despertarán el lado más inocente de todos. ¡Te olvidarás del frío por completo!



Volver